La arquitectura del antiguo Egipto

La arquitectura del antiguo Egipto se caracteriza por sus monumentos de piedra; en grandes bloques, con sólidas columnas. Se consigue gracias a los conocimientos matemáticos y geométricos; la existencia de artistas y artesanos muy experimentados, organizados y la abundancia de piedra fácilmente tallable.

Trabajaban piedras calizas y graníticas, que transformaban en bloques regulares y de superficie lisa (sillares). Las construcciones más originales de la arquitectura del antiguo egipto son las pirámides, los templos y las tumbas. Estas obras, colosales y monumentales, pretendían durar eternamente y manifestar a lo largo del tiempo el poder del faraón y de los sacerdotes.

El colosalismo arquitectónico

La construcción en piedra se trabaja en formas geométricas (sillares). No son piedras toscamente desbastadas como es el caso de los megalitos, sino que son piezas de medidas precisas que permiten construir edificios y muros de perfiles rectos.

La característica más evidente de la arquitectura del antiguo Egipto es su colosalismo: la construcción era desproporcionada en relación a su función; pues no era necesario un monumento funerario tan inmenso para enterrar un faraón, ni los templos egipcios congregaban tantas personas . La edificación desborda la escala humana de forma premeditada y se impone por su tamaño en el alma de los espectadores e impone un sentimiento de temor.

Es una arquitectura adintelada que desconoce los principios de la construcción en forma de arco; por tanto, se fundamenta, exclusivamente, en líneas horizontales y verticales o como en las pirámides en una formación en diagonal.

En la arquitectura religiosa la columna es un elemento sustentador de la cubierta plana y, al mismo tiempo, un elemento decorativo que recuerda la forma vegetal de la palmera; las hojas de loto o de papiro.

Técnica de construcción de obeliscos en el antiguo Egipto

La técnica de construcción de los obeliscos en el antiguo Egipto es un asunto arqueológico que en la actualidad se entiende bastante bien. Los obeliscos egipcios son delgados pilares de piedra de sección cuadrada, que se utilizaban para motivos ornamentales en los templos, con connotación religiosa o sociopolítica. Están hechos generalmente de granito que proviene de las bien conocidas canteras que se encuentran cerca de las orillas del Nilo, principalmente en la región de Asuán. En una cantera en esta área, la cantera del del norte; que ahora es un museo al aire libre; se encuentra el famoso obelisco inacabado de enormes proporciones. Fue parcialmente excavado en la roca, pero la parte inferior está todavía unido a la tierra. Cuando se rompió; se intentó sin éxito obtener obeliscos más pequeños. Si bien es una simple excavación, se dejaron marcas que nos han permitido comprender la técnica de extracción utilizada.

Procedimiento de extracción

 

La excavación se efectuaba el granito directamente sobre la superficie de la piedra en el suelo, cortando los cuatro lados. Sabemos que las herramientas utilizadas para cortar el granito eran pequeñas bolas de diorita. Una vez cortados los lados cortados, la piedra se separaba del suelo. Se hicieron una serie de perforaciones; siempre con herramientas de la diorita.

Los obeliscos hechos de roca más suave; y no de granito, como las de arenisca, fueron cortadas con cinceles de madera. Estos agujeros se llenaban a continuación con madera; y después se saturaban de agua. Las pequeñas piezas de madera, que se expandían a causa de la humedad; desmenuzaban la roca presente entre los diferentes agujeros, y separaban así la piedra de la roca madre. Muchos residuos que se quedaron en las camas rocosos y miden casi el tamaño de muchos obeliscos famosos (como la Aguja de Cleopatra han permitido entender que se extrajeron de esta cantera.
La erección de los obeliscos

Los grandes obeliscos, como los erigidos por Tutmosis III en general se levantaron por equipos de trabajadores, probablemente obreros o campesinos jubilados. Estas estructuras fueron levantadas con gruesas cuerdas atadas a los extremos del obelisco.

Formas de enterramiento: mastaba; pirámide y hipogeo

Las pirámides de Giza: Keops; Kefren y Micerino

La forma más antigua de enterramiento es la mastaba; de forma tronco-piramidal. Hacia el año 3000 aC es la tumba de los personajes notables; sacerdotes o nobles, y de los primeros faraones.

La acumulación de poder y el deseo Arquitectura del antiguo Egiptode grandeza en la figura del faraón dan lugar a la superposición de mastabas para distinguir la tumba del rey; así nace la pirámide escalonada. A partir del 2700 aC; la pirámide distingue la tumba faraónica de las de los grandes dignatarios. Corresponden a la IV dinastía las grandes pirámides de Giza construidas con enormes bloques de piedras (entre el 2600 y el 2500 aC); la más imponente es la de Keops (de 137 metros), que sobresale al lado de las de Kefren y Micerino.

El interior de las pirámides Arquitectura del antiguo Egipto 01es un conjunto de galerías, pozos y cámaras; extraordinariamente complicado, a fin de evitar el saqueo de los riquísimos ajuares.

Durante la XVIII dinastía, el centro político del Antiguo Egipto se traslada al sur, en Tebas, en el Valle de los Reyes; donde se construye un nuevo tipo de tumba excavada en la ladera de una montaña en la roca. Es el hipogeo. Este mantiene la disposición interior laberíntica, pero se enriquece con pinturas y las tumbas poseen un ajuar muy rico, como en el tesoro de Tutankamón.

Templos

Hacia 1580 aC; la XVIII dinastía impulsa, también, la construcción de templos inmensos. La grandiosidad de estos espacios es deslumbrante en un intento de glorificar los dioses y los soberanos. Influenciados por el paisaje horizontal, en el antiguo Egipto se cubrieron los templos con una estructura con dinteles, sistema que implicaba la utilización de abundantes columnas inspiradas en la naturaleza.

Los reyes guerreros, como los Ramsés y Tutmés, son los impulsores de los templos gigantescos, que se adecuen a los nuevos ideales de dominio territorial Ramsés II termina el templo de Luxor y Tutmés III mandó edificar el de Karnak. Los atrios, los patios, las columnas y las esculturas enormes producen una sensación de poder.

Speos

A los alrededores de 1500 aC, la reina Hatshepsut manda construir templos excavados en el interior de una colina como el de Deir el-Bahari. Es el tipo de templo llamado speos que repite Ramsés II en Abu Simbel y que puede ser considerado el antecedente del espíritu griego en cuanto al propósito de fundir la belleza de la arquitectura del antiguo Egipto con la del espacio natural.

Mira este video sobre la arquitectura del antiguo Egipto

 

 

Deja un comentario