Para hablar de tipos de piedras es necesario remarcar como están constituidas las rocas.

En general, de mezclas heterogéneas de diversos materiales homogéneos y cristalinos. Es decir, de minerales, aunque algunas están formadas por agregados de cristales o granos de un solo mineral; son las llamadas rocas monominerales.

Los minerales esenciales son los minerales que caracterizan la composición de una determinada roca. Los que son más abundantes en la constitución de la roca; pero, no caracterizan a las piedras de la que forman parte, por ejemplo, el granito puede contener circón y apatita.

¿Como se clasifican las piedras?

Para responder a la interrogante de como se clasifican las rocas se pueden usar varios criterios dependiendo de los diferentes minerales que la integran, su composición química; la textura, la permeabilidad, entre otros.

En cualquier caso, el criterio más utilizado saber cuales son los tipos de piedras que hay es el origen, es decir, el mecanismo de su formación.

Tipos de piedras

Haz click en las imagenes de la clasificación de las rocas para acceder a los diferentes tipos de piedras

De acuerdo con este criterio se clasifican en ígneas (o magmáticas); sedimentarias y metamórficas; aunque se puede considerar parte una clase de rocas de alteración; que se estudian más a menudo entre las sedimentarias. Por lo tanto, en la corteza terrestre se distinguen tres tipos de rocas:

Una cuarta categoria que podemos mencionar serian los:

  • Meteoritos: rocas provenientes del espacio; sin embargo, son ajenas a la formación natural de la corteza terrestre.

Mira este video acerca de los tipos de rocas

Estos materiales están sometidos a continuos cambios y las acciones de los agentes geológicos; según un ciclo cerrado ( “El ciclo de las rocas”), llamado litogenesis, en el que intervienen incluso los seres vivos.

¿Como se forman los distintos tipos de piedras? – El ciclo de las rocas – Litogenesis

Ciclo de las rocas

El magma puede cristalizar en la corteza de la Tierra, dando lugar a lo que se denomina roca ígnea intrusiva. Si el magma cristaliza en la superficie (a través del vulcanismo), se le llama roca ígnea extrusiva o volcánica.

Las rocas situadas en la superficie se encuentran expuestas a fuerzas erosionantes y meteorizantes que arrancan y se llevan fragmentos de roca (sedimentos) y los transportan a un lugar con una energía potencial inferior (a menudo el mar). Cuando el sedimento es cubierto por otra capa de sedimento, la presión aumenta, el sedimento se litifica y se convierte en roca sedimentaria.

Las rocas sedimentarias e ígneas se transforman en rocas metamórficas en condiciones de presión y temperatura elevadas (metamorfosis). La acción geológica de la atmósfera, que produce una degradación, fragmentación y oxidación llamada meteorización.

Las rocas metamórficas, sedimentarias e ígneas se pueden fragmentar debido a la meteorización y los materiales resultantes pueden ser atacados por la erosión y transportados.

La acumulación de fragmentos de piedras desplazadas forman derrubios. Cuando se para el transporte de los materiales, estos se depositan en forma de sedimentos en las cuencas sedimentarias, unos sobre otros, formando capas horizontales (estratos).

Los sedimentos sufren una serie de procesos (diagénesis) que los transforman en rocas sedimentarias. Aquellas proceden de la compactación y cementación de sedimentos; se producen en las cuencas sedimentarias, principalmente en los fondos marinos.

La compactación es el proceso de eliminación de huecos en un sedimento, debido al peso de los sedimentos que caen encima. La cementación es consecuencia producida por la compactación; consiste en la formación de un cemento que une entre sí los sedimentos o los fragmentos de rocas. A veces estas rocas también pueden ser transportadas a tal profundidad que se funden y se convierten en nuevo magma. Esto puede ocurrir, por ejemplo, en una zona de subducción.

De esta forma los diferentes agentes geologicos actuan sobre las piedras para crear y modificar los diferentes tipos de rocas.