Se puede concebir a La edad de piedra o primitiva como el período de tiempo que tiene lugar en la prehistoria en el cual los seres humanos creaban herramientas de piedra a partir de la tecnología existente y aparece la caza con arco y flecha. Los materiales empleados en la fabricación de herramientas fueron la madera, los huesos y otros elementos como cuernos, cestos, cuerdas, cuero, etc. también fueron utilizados, sin embargo las piedras y, en particular, distintas rocas de rotura concoide, como el sílex, el cuarzo, la cuarcita o el obsidiana entre otros, fueron empleadas para fabricar herramientas y armas, tanto de corte como de percusión.

Edad de piedra

Edad de piedra

  • Periodo: 2.5M – 3000 a.C.
  • Etapas abarcadas:

    • Paleolitico
    • Mesolitico
    • Neolitico
  • Armas:
    • Hacha
    • Lanza
    • Garrote
    • Arco y flecha
  • Características:
    • Sedentarismo
    • Inicia la agricultura
    • Domesticación de animales
    • Inicia el comercio

Por otra parte, el uso de piedras es una condición necesaria sin embargo no alcanza para definir este período. La importancia de la edad de piedra radica en que ocurrieron diversos fenómenos fundamentales de lo que sería el mundo actual: la evolución humana; las grandes adquisiciones tecnológicas, como el dominio de las técnicas para hacer fuego con piedras por los primeros humanos, el uso de utensilios, vivienda y ropa, entre otros fueron algunas de las características de la edad antigua; la evolución social, las glaciaciones, la dispersión de varias especies humanas fuera de África, la extinción del resto de especies humanas (desde hace 30.000 años, la única especie humana existente hoy en día es el Homo Sapiens); y la revolución económica desde un sistema de economía de subsistencia basada en la recolección y la caza (o inicialmente carroñero) a un sistema de economía productiva basada en la agricultura y la ganadería, que implicó la necesaria domesticación de especies animales y vegetales.

Etapas de la edad de piedra

La edad de piedra se divide en dos grandes periodos: el paleolítico (que significa “piedra antigua“) y el neolítico ( “piedra nueva“) que marca el final de la edad de piedra. Recientemente, se añade un período de transición entre estos dos: el mesolítico ( “piedra intermedia“).

Periodo de la edad de piedra

La Edad de Piedra es aquella etapa de la humanidad  aproximadamente comprendida entre los años 2.500.000 y 3.000 a. C.

El periodo que abarca la era de las piedras es ambiguo, disputado y variable según la región en cuestión. Sin embargo, es posible hablar de este período en concreto para el conjunto de la humanidad, no se debe olvidar que diversos grupos humanos nunca alcanzaron a desarrollar la tecnología del metal fundido y, por tanto, esto trajo como consecuencia que permanecieran en la edad de piedra hasta que se encontraron con culturas tecnológicamente más desarrolladas. Sin embargo, en general, se cree que este período de la edad de piedra antigua comenzó en África hace 2,5 millones de años, cuando los primeros homínidos del género Homo cortaron la piedra (para algunos, el iniciador de la talla de piedra fue Homo habilis).




La etapa que comprende la edad de piedra es el periodo tecnológico más extenso de la prehistoria y de la historia de la humanidad, y el suceden una serie de edades de los metales, en el que la humanidad inventó la forja de los metales. Incluyen de más antiguo a más reciente: el Calcolítico o Edad del Cobre; y la edad de bronce, durante la cual las herramientas de esta aleación se convirtieron comunes, transición que ocurrió entre el 6000 y el 2500 aC.

El paleolítico es la época de los cazadores y los recolectores de frutas, tallos y cañas, los humanos nómadas y del uso de herramientas hechas con piedra y hueso. Los humanos del paleolítico también comenzaron a dar explicaciones mágicas a algunas cosas que los pasaba: temas como la vida y la muerte comenzaron a ser explicados por los brujos de las tribus durante sus rituales.

Características de la Edad de piedra

Herramientas de la edad de piedra

Herramientas de la prehistoria

Una herramienta de piedra es cualquier herramienta hecha, parcial o to

talmente, de piedra. Aunque las herramientas de piedra y las sociedades dependientes de las culturas existen todaví

a hoy, la mayoría de las herramientas de piedra se asocian con pueblos prehistóricos, especialmente de las culturas de la Edad de Piedra que se han extendido.

Arqueólogos a menudo estudian tales sociedades prehistóricas, y se refieren al estudio de las herramientas de piedra como análisis lítico.

La piedra se ha utilizado para hacer una gran variedad de diferentes herramientas en toda la historia, incluyendo puntas de flecha, puntas de lanza y molinos.

Algunas de las herramientas de la edad de piedra son:

  • Buriles: Creada a partir del “golpe de buril“, esta herramienta era utilizada para poder fabricar otros instrumentos de asta o hueso. Como por ejemplo las azagayas.
    Golpe de buril

    Golpe de buril

  • Puntas de flecha: El arco y flecha son herramientas del neolítico. Fragmentos de piedra, hueso u otros materiales sólidos afilados que se sujetaban a las flechas para causar daño al impactar contra su objetivo.
    Punta de flecha

    Proyectil oseo

  • Raederas: Estas herramientas de piedra eran utilizadas en trabajos que requerían raspado. Paralelamente, estas herramientas también permitían realizar cortes.
  • Punzones: Constituidos por una pieza solida de roca o hueso, los punzones eran usados para perforar pieles u otros materiales similares.
  • Raspadores: Surgían a partir de tallar y dar forma a las lascas en uno de sus extremos para otorgarle un lado que permitía realizar cortes, sin embargo su filo no era muy grande, lo que se buscaba con esta herramienta era raspar y no cortar.

La mayoría de los instrumentos de la prehistoria se han hecho para ayudar en la supervivencia y la recolección de materiales. La más antigua herramienta de piedra registrada fue encontrada en Turquía, revelando que los seres humanos pasaron por el portal de Asia a Europa mucho antes de lo que se pensaba anteriormente, hace unos 1,2 millones de años.

El Paleolítico es el período de la piedra astillada y el Neolítico es la edad de la piedra pulida. Esta situación estaba relacionada con la acumulación de experiencias de trabajo desarrolladas por los seres humanos de esos períodos.

En el período Paleolítico, que duró cerca de 2 millones de años, las herramientas del hombre primitivo utilizados en los trabajos de alimentación y defensa tenían como materias primas astillas de piedras. Eran instrumentos extremadamente rústicos, con una forma no tan elaborada, pero que servían a los propósitos de los pueblos nómadas que habitaban la Tierra en aquel período. Los estudios indican que en este período hubo el desarrollo de un lenguaje rústico para la comunicación entre los seres humanos.

En el Neolítico surje la piedra pulida. Este nuevo instrumento surgió como consecuencia de la habilidad y de la capacidad de reconocimiento que las experiencias de trabajo proporcionaron para la creación de los objetos. Podrían prever la utilización de una herramienta y el formato a dar a ellas, de acuerdo con el objetivo del trabajo. En este período los hombres dieron origen al arco y la flecha como herramienta de cacería dando nacimiento a las armas de piedra de la prehistoria y ademas utilizaron ampliamente el fuego.

Armas de la edad de piedra

En la Edad de piedra surgen las primeras armas usadas por el hombre, ya sea para defensa o para proveer alimentos mediante la cacería, estas son:

Hacha de piedra

Un arma muy versátil que también podía ser usada como herramienta para tareas manuales como cortar la madera de los arboles caídos.

Su pequeño tamaño y su ligereza le otorgaban facilidad para transportarla a comparación de las otras herramientas y armas de las prehistoria.

Lanza con punta de piedra

A diferencia de la mencionada anteriormente, la lanza no tiene utilidad como herramienta, se creo para ser usada como arma.

Su diseño esta adaptado para ser arrojado o para combatir cuerpo a cuerpo en contra de animales mas grandes o incluso contra miembros de tribus rivales. Estaba constituida de dos piezas, una punta de piedra afilada y un cuerpo largo de madera.

Garrote de piedra

Un arma practica debido a su facilidad para confeccionar, a menudo eran apenas una pieza solida de roca, madera o hueso. Algunas veces se mejoraban algunos aspectos como su empuñadura para facilitar su agarre.

Esta diseñado para golpear a su victima y causarle gran daño. Era usada principalmente en la caza, sin embargo podía ser usada como herramienta o como medio de defensa.

Arco y flecha de la prehistoria

Surgen en el Neolítico como la tecnología armamentista mas avanzada de la Edad de piedra. Fue el instrumento de caza mas eficiente creado hasta ese momento. Le permitió a la humanidad incrementar la caza y atacar a distancias mucho mas grandes que las que la lanza los dejaba en ese entonces.

Estaba constituida por 3 piezas generalmente:

  • Un cuerpo de una madera relativamente flexible.
  • Una cuerda que unía ambos extremos cuya función era impulsar el proyectil.
  • Un proyectil recto, generalmente de madera o huesos, con una punta afilada de piedra o algún material solido.

Termina la vida nómada: ¿Como eran las casas de la edad de piedra?

Con el fin de la era glaciar se reemplazan las cuevas y se inicia una nueva etapa en la que se elaboran tiendas de adobe o chozas, terminando su condición de nómade para pasar a convertirse en un habitante sedentario, estos serian los cimientos sobre los cuales en el futuro se erigirían las enormes ciudades antiguas.

Comienza la agricultura en la Era de las piedras

El inicio del sedentarismo abre paso a la agricultura que también nace en la era de piedra. Esto significa que, haciendo uso de las herramientas y la tecnología disponible, el hombre primitivo empieza a trabajar la tierra.

Domesticación de los animales en la edad de piedra

Ocurre principalmente en las ultimas 2 etapas de esta era prehistórica: El Mesolítico y el Neolítico.
El primer animal domesticado fue el lobo con quien se iniciaría una profunda relación llegando a ser el “mejor amigo del hombre“, esto ocurrió cuando este animal se acercaba a los primitivos campamentos humanos buscando alimento. También se domesticaron otros animales de la edad de piedra para que ayudaran a trabajar la tierra, de esta manera se domestico el burro, el caballo, las ovejas, las cabras, entre otros.

El arte en la edad de piedra

Nace principalmente como la respuesta lógica a la necesidad de comunicación. El arte rupestre aparece en las paredes de las cuevas, relatando escenas de batallas, cazas y otras historias de los primeros habitantes.

Inicia el comercio

En la edad de piedra nace el comercio, esto viene de la mano y es posible gracias a todos los avances tecnológicos y sociales que se dieron en los asentamientos humanos. Se intercambiaban los recursos existentes como armas, alimentos, animales domésticos, ropajes, granos, semillas, etc.

La edad de piedra en los distintos continentes

La edad de piedra en África

África, cuna de la humanidad, es actualmente el continente donde sobreviven más pueblos primitivos. Por ello, se puede decir que la prehistoria africana es la más larga y compleja del globo.

A diferencia de Eurasia y América, los cambios climáticos que se produjeron a lo largo de la prehistoria en este continente no fueron glaciaciones, sino que se alternaron periodos pluviales (con más precipitaciones) y períodos interpluviales (más áridos). La determinación y cronología de estos es bastante complicado de llevar a cabo; en algunos estudios, los episodios pluviales se corresponden con los períodos glaciares, mientras que, en otros, se corresponden con los interglaciares.

África subsahariana

La geografía de África central y meridional, resulta bastante Roca trabajadahomogénea comparada con la de otros continentes, debido al hecho de que se trata de una de las zonas geológicamente más antiguas del planeta y la erosión ha eliminado las grandes barreras naturales. Cabe destacar, únicamente, las mesetas y depresiones: la cuenca del Congo y la hondonada del Kalahari, rodeadas por mesetas en Angola, Namibia y Zambia, entre otros. Las cordilleras se agrupan hacia el este asociadas con la gran falla conocida como el gran valle del Rift, una enorme zona llena de volcanes, bloques elevados, enormes lagos y barrancos. Tiene forma de Y y unos 5.000 km de longitud, nace en el sur de Mozambique y llega al mar Rojo, desde donde continúa, ya en Asia, hasta el valle del Jordán. Se considera que el valle del Rift es la zona donde podría haber empezado la historia del ser humano.

Aunque, actualmente, hay considerables diferencias climáticas, hidrográficas y ecológicas, no es posible aplicar estos parámetros a la edad de las piedras, porque -como ya se ha indicado- hubo cambios ambientales significativos durante su desarrollo. De hecho, fue alguna de estas variaciones, combinadas con las transformaciones geológicas, el catalizador que probablemente desencadeno la aparición y evolución de los homínidos. Hace más de 20 millones de años, los primates primitivos habitaban los densos bosques de África oriental. Estos primates (tal Propliopithecus o Aegyptopithecus) se desplazaban por los árboles a cuatro patas. Se cree que un movimiento tectónico (relacionado de alguna manera con el Rift) hizo que las selvas se quedaran en el oeste, pero desencadeno una desecación al este, e impulso la aparición de un territorio de sabanas y praderas en las que los nuevos primates tuvieron que adaptarse. De esta manera, se piensa que emergieron los primeros especímenes antropoides bípedos que, probablemente, eran del género Ardipithecus y que estos, a su vez, permitieron el avance de los australopitecos en un momento indeterminado hace seis y cuatro millones de años.




No se descarta que algunos australopitecos avanzados elaborasen herramientas rudimentarias, pero hay una fuerte polémica al respecto; se considera que fueron los miembros del género Homo los primeros que fabricaron herramientas precavidamente, es decir, antes de necesitarlas, sin improvisar, previendo un posible uso con antelación. En este punto, comienza la prehistoria y la edad de las piedras, que para el África subsahariana suele dividirse en fases de denominación anglosajona:

Fases de la edad de piedra de la África subsahariana

Early Stone Age (ESA)

Se refiere al periodo comprendido desde la aparición del primer Homo, hace más de dos millones y medio de años, hasta hace unos 200.000 años. Incluye prácticamente todos los grandes pasos de la evolución humana (los llamados humanos primitivos modernos surgieron al final de este periodo), así como importantes avances culturales, de los que apenas se conocen los referentes a unos pocos vestigios conservados de piedra y hueso.

Se suele dividir en dos grandes etapas:

Olduvayense: obtiene su nombre por haber sido identificado en el yacimiento de la garganta de Olduvai, y en otros muchos espacios, la mayor parte de estos lugares alineados con el valle del Rift. Las herramientas olduvayense más antiguas podrían tener más de 2,6 mya (los yacimientos del Afar etíope), habiendo una secuencia de hallazgos en toda África oriental y austral desde Evolucion humanaesa fecha hasta hace unos 1, 5 mya, ininterrumpidamente, lo que hace posible argumentar que este periodo perduró más de un millón de años. El olduvayense se divide en una fase inicial y otra de evolucionada, identificadas a partir de los estratos I y II de la citada garganta de Olduvai.

Inicialmente, estas herramientas antiguas fueron manufacturadas en piedra tallada toscamente, sin que sea posible apreciar ninguna estandarización en la técnica. Poco a poco, van cristalizando determinados procedimientos y tipos concretos, entre los que destacan cantos tallados, poliedros, rascadores y denticulados. Es de suponer que hubo una industria de la madera o del hueso, pero no se ha conservado en las mismas condiciones. Los protagonistas de este largo periodo fueron varias especies del género Homo (H. habilis, H. rudolfensis y los primeros H. erectus, que, a veces, incluyen el H. Ergaster). Todas estas eran especies que parecen haber sido dedicadas principalmente a la recolección y la carroña, y cazaban en raras ocasiones; conocían el fuego, pero no lo dominaban, y se les atribuyen algunas estructuras constructivas sencillas para cobijarse.

Achelense: se originó en África mucho antes que en cualquier otra parte del mundo, en un momento que parece coincidir con la gran migración humana hacia Eurasia y con la aparición de los primeros Homo erectus. Sin embargo, y pese a que los bifaces más antiguos se han encontrado en el yacimiento etíope de Konso-Gardula, y datan de hace unos 1,9 millones de años, no parece que la tecnología achelense salga del área africana hasta un millón de años más tarde. Así pues, mientras África se encontraba inmersa en la cultura achelense, en el resto del Viejo Mundo persistió la tradición olduvayense. Probablemente, el inventor de esta nueva cultura fue el Homo ergaster, y es muy representativa del hallazgo de un esqueleto casi completo de un niño a Nariokotome (KNM-WT 15000), en la orilla del lago Turkana ( Kenia). La herramienta más conocida del Achelense es el bifaz, pero la variedad tipológica es enorme. Aparecen hendidor, triedros, bolas poliédricas y todo tipo de utensilios. El Auchel africano perduró hasta hace unos 200.000 años. Es muy probable que la expansión de la aucheulià fuera de África fuera consecuencia de una segunda oleada migratoria, aunque ésta no llegó a los confines de Asia.

El Achelense se extinguió en fechas similares  a las que surgieron los humanos modernos primitivos, estos últimos eran mucho más inteligentes y con una tecnología superior mucho más avanzada y diversa. Aunque no pertenecer a esta región, en Jebel Irhoud, cerca de Marrakech (Marruecos), se encontró una mandíbula de hombre moderno primitivo de más de 160.000 años; tienen una antigüedad similar los restos de Homo sapiens idaltu (Etiopía), lo que permite indicar el final de la Early Stone Age en todo el continente.

Middle Stone Age (MSA)

La edad de piedra media es el período entre el final de la ESA (hace unos 200.000 años) y hasta el inicio de la edad de piedra tardía, o LSA (hace 30.000 años); sPicae podría equiparar con el paleolítico medio europeo, pero existen diferencias culturales y antropológicas significativas entre los dos. Para algunos autores, toda la zona tiene unas constantes comunes (técnicas de extracción similares, presencia de finas piezas foliáceas bifaciales, evolución hacia técnicas de obtención de hojas y hojitas, al final) y otros aprecian dos corrientes, la división de los que se va diluyendo a medida que avanzan los descubrimientos, y que determinados autores atribuyen a imposiciones de la materia prima o la especialización de las herramientas para hábitats de bosque y de sabana.

En principio, parecen predominar en ella las industrias sobre lascas y macro útiles de tipo hacha o azada, y es una de las culturas más representativas de este estilo la cultura sangoana, seguida del stillbaiensana de África oriental y austral, que en algunos yacimientos suceden claramente el Achelense (ej .: Cave of Hearts), y se aprecia una evolución muy clara hacia la leptolitzación, es decir, una proporción cada vez mayor de hojas líticas. Los bifaces son pequeños y gruesos, al inicio, pero se van convirtiendo en estilizadas y cuidadosas piezas foliáceas, la factura de las que es tan fina que recuerdan las hojas de laurel europeas; las puntas triangulares también son numerosas y el sustrato levallois es algo que parece persistir en todo el periodo de esta cultura. Esta cultura se extiende tanto en el sur como en la zona de los Grandes Lagos africanos, Zambia y Zimbabwe, por ejemplo; sin embargo, los sitios más conocidos son Pietersburg y Bambata, con un conjunto de herramientas fundamentalmente basado en raspadores, puntas y esquirlas laminares; también está presente el método levallois polarizado para esquirlas largos.

Por su parte, la línea más evolucionada, basada en la extracción de hojas y, incluso, en la generalización de microlitos laminares, está bien representada en los hallazgos de Howiesons s Puerto (Gauteng, Sudáfrica), donde se han encontrado microlitos con una antigüedad de hasta 70.000 años.

Es difícil atribuir grupos humanos a cada una de estas herramientas; posiblemente, las más arcaicas correspondan al presapiens, y las más evolucionadas a los primeros sapiens ancestrales. Los primitivos modernos nacen en África, en esta fase, como se ha indicado en el epígrafe anterior, en Djebel Ihroud (Marruecos) y Herto (Kenia); también se documentan sus restos en los yacimientos de Border Cave y Klaisies River Mouth.

Late Stone Age (LSA)

La edad de piedra tardía es el último periodo del paleolítico del África subsahariana. Desde el primer momento (el llamado early Late Stone Age), el sur de África se presentan culturas microlíticas y laminares (leptolítiques), en la que ha sido posible documentar el canje (¿Una especie primitiva de comercio?) De obsidiana a lo largo de rutas que van del valle del Rift en Sudáfrica, hace unos 32.000 años. Parecen haber coexistido dos tradiciones: una de microlítica, aparentemente derivada de la tradición de Howiesons s Poort, con culturas como Robberg o Wilton; y otra basada en utensilios sobre lascas (tshitoliensiana, nachikufiensiana, hargeisiensiana, etc.) en África central y oriental o, incluso, piezas macrolíticas, como en la cultura Albany o el magosiensià.

Como representante de la industria microlítica, cabe destacar la cultura wiltoniensiana, que se expandió por todo el extremo sur del continente desde hace unos 8.000 años hasta la expansión bantú. En sus etapas finales, ya conocía la cerámica, el pulido de la piedra y la ganadería y, probablemente, la agricultura itinerante, pudiéndose considerar una cultura parcialmente neolititzada. Uno de los asentamientos mejor conservados de esta cultura de cazadores-recolectores es el de Gwisho (Zambia).

La tradición macrolítica ejemplifica, inicialmente, en la cultura lupembiensiana (valle del Congo). Sus herramientas son de aspecto arcaico, pesadas ​​piezas bifaciales similares a hachas y azuelas (también hay presentes piezas más trabajadas). Esta tradición parece que fue sucedida por la cultura magosiensiana (llamada así por el yacimiento de Magosi, en Uganda), más tardía, aunque mezcla elementos regresivos con atributos evolucionados (finas piezas foliáceas, microlitos, etc.). La cultura magosiensiana inició hace aproximadamente unos 12.000 años; llevará hasta periodos muy recientes y evolucionó hacia la microlitización mayoritaria de sus utensillos. En el norte de África subsahariana, se encuentran herramientas avanzadas emparentadas con las de la edad de piedra media.

El final de la LSA es marcado por las manifestaciones de la cultura Nok, que se asocia con la introducción de la tecnología del hierro a mediados del primer milenio de la era actual. Sin embargo, en muchas regiones más aisladas, las herramientas evolucionaron muy poco hasta la llegada de la colonización europea.

Norte de África

Africa del norte

África mediterránea tuvo, durante la edad de piedra, una periodización esencialmente paralela a la europea, hasta que, al inicio del neolítico, la influencia de la civilización egipcia y la llegada de colonizadores fenicios acelera el ritmo evolutivo respecto a Europa.

Paleolítico en el norte de África

Las culturas más antiguas se pueden fechar en el período olduvayense; se han localizado yacimientos como el de Sidi Abderramán en Casablanca (Marruecos), fechado alrededor de hace un millón de años, gracias al cual se pudo establecer una transición gradual desde una cultura en la que predominan los cantos tallados hasta a otra en la que el bifaz es el “fósil director“. Los restos de Sidi Abderramán podrían vincularse al tipo de humano encontrado por Camille Arambourg a Ternifine (Argelia), el llamado Atlanthropus mauritanicus (una variedad de Homo heidelbergensis).

El Achelense es muy abundante en esta zona: destacan, entre otros, yacimientos como Sidi Zin (Túnez), Ain Fritissa (Marruecos), Arka, Erg Tihodaine, Tacheng y Tabelbalá (Argelia); Abbassieh, Kharga y Gurnah (Egipto). En los yacimientos de Argelia, se ha podido establecer una secuencia completa del Achelense norteafricano (8-100000 años de antigüedad).

El Paleolítico medio norteafricano nace a raíz de laMandibula prehistorica llegada de los neandertales, probablemente procedentes de Europa, que importaron la cultura del musteriense. Hay controversia sobre la ruta que siguieron los neandertales entre África y Europa. A pesar del consenso que las migraciones vinieron de Oriente Próximo, descubrimientos más recientes parecen demostrar que hubo comunicación a través del estrecho de Gibraltar, probablemente en ambos sentidos.

El Paleolítico medio norteafricano, muy similar al europeo hace 50.000 años, inició un período que se caracterizó por una industria propia, la llamada cultura ateriana (que debe su nombre al yacimiento de Bir el-Ater, Argelia). El ater es muy parecido al musteriense, y se diferencian en que gran parte de las herramientas son pedunculadas (raspadores, puntas, etc.), y tienen piezas foliáceas con retoque. Se asocia al tipo de humano de Jebel Irhoud (Marruecos). Esta cultura fue muy abundante durante 20.000 años (Bir el-Ater, Taforalt, Temara, Dar-es-Soltan, etc.), pero en empezó el declive hace 30.000 años, y desapareció completamente hace 12.000 años, en los albores de la holoceno.

Herramientas paleolitico norte africa

El paleolítico superior africano también se diferencia del europeo; el conjunto de culturas presentes en el norte de África son diferentes.

La más llamada es la cultura del iberomaurità, propia del Magreb, que nació poco antes del 30000 aC, de extensa longevidad (aunque presente a inicios del mesolítico), y desapareció hace 8.000 años. Su origen y características son aún tema de debate, y es objeto de todo tipo de especulaciones sobre su raíz del ater. Para algunos investigadores (los que le dieron nombre), la cultura fue importada por inmigrantes procedentes de la Península Ibérica, mientras que, para otros (la mayoría), procede del oriente (con la llegada de primitivos modernos). Se trata de una cultura leptolítica, es decir, laminar, en el que las hojas líticas son esenciales como soporte para todo tipo de herramientas que, a lo largo del tiempo, tienden a la microlitización, pero también tiene muchas similitudes con otras industrias ubicadas más al este.

Mapa Paleolitico

Epipaleolítico en Africa del norte

La cultura más relevante en este intervalo de tiempo fue la cultura del CAPS, una cultura bastante tardía que sobrevivió hasta el periodo neolítico, bajo el nombre de neolítico de tradición capsiana.

La cultura capsiana fue definida por J. de Morgan en el yacimiento de El-Mekta, cerca de Gafsa (قفصة, Túnez). La influencia de esta cultura supera la región magrebí, y llega a la zona cirenaica y en el valle del Nilo. En los yacimientos de esta cultura, se suelen encontrar gran cantidad de conchas de origen bromatológico y una industria lítica laminar y microlítica (con formas trapezoidales y triangulares), a lo que debemos añadir huevos de avestruz, empleados como recipientes , muchas vueltas decorados. La cultura capsiana se podría asociar a los restos humanos de Ain Dakkara, en Libia, con las manifestaciones rupestres de Tassili y otras zonas rocosas saharianas.

Neolítico en Africa del norte

Zona occidental

El primer neolítico del litoral norteafricano pertenece a la cerámica cardial, de principios del séptimo milenio aC (el hábitat principal eran las cuevas donde, junto con restos de cerámica impresa y pruebas de pervivencia de la caza, se encuentran otros que demuestran que ya se practicaba la agricultura y la ganadería). En occidente, a la cultura de origen local, se sumaron las innovaciones que predominan en el área magrebí, y dan lugar al denominado neolítico de tradición capsiana, desde antes del 5000 aC hasta después del 2000 aC.

Inhumacion humana en posicion Fetal

Inhumacion humana en posicion fetal

Este período se caracteriza por un avance en las técnicas de talla de sílex (inicialmente, predominan los microlitos geométricos, y son sustituidos por puntas de flecha foliáceas). La ganadería y la caza son las actividades principales, y la agricultura es secundaria; la cerámica es tosca y sin decoración, y compite con los utensilios hechos a partir de huevos de avestruz, alguno de los cuales son ricamente decorados.

Zona central

Aparece, en un proceso similar al anterior y de cronología coetánea, el Neolítico saharosudanès: este, muy parecida a la cultura capsiana, destaca por tener un nivel más alto de desarrollo, una cerámica cuidada, muy decorada con incisiones e impresiones, inhumaciones en posición contraída, con ocre y ornamentos de cornalina, amazonita, calcedonia o marfil. Se le atribuye un arte rupestre en abrigos y pequeñas cuevas repartidas por el desierto.

Zona del Nilo

Se distinguen dos zonas de neolitización aparentemente autóctonas: al sur la zona del Alto Egipto, donde dominó la cultura badariesana; y al norte, en el Bajo Egipto, donde destaca, junto al delta, la cultura de Merimdé y, en el lago Moeris, en los estratos más profundos de al-Fayyum, que se inscriben en las fases neolíticas.

En todos los casos, el neolítico nace en el V milenio aC, y perdura a lo largo del IV milenio aC. La comunicación entre ambas zonas debió existir mediante el río, pues a inicios del III milenio comparten muchos rasgos en común, tantos que se podría hablar de una única cultura, no neolítica, sino del calcolítico, la geerzensiana, más rica en el sur (Nagada II) que el norte (maadiensiana).

El neolítico de Merimdé es reconocido debido al gran yacimiento en pleno delta (Merimdé Beni-Salamé), con severos problemas de conservación causado por el entorno pantanoso donde se encuentra. Los poblados conocidos tenían casas de planta oval construidas con caña, con chimenea y silos; la cerámica, de formas variadas, es tosca y carente de decoración, exceptuando las últimas fases, en la que recibe una de rojo. También modelaron rudimentarias estatuas, destacando un tosco rostro humano. Un alto grado técnico en la industria lítica, con puntas de flecha de base cóncava y piezas bifaciales, a veces combinando el retoque por presión con el pulido de piezas, tales como puntas de lanza de magnífica factura; también están presentes cuchillos, dientes de hoz, y otros utensilios cotidianos como las hachas bruñidas. A Merimdé, aparecerían paletas rudimentarias, con la función de mezclar pigmentos para cosmética o tejidos, de materiales diversos y sin forma definida. Se conocen cientos de enterramientos en fosas ovales.

La Badariense también dispone de pruebas de enterramientos en fosa que, generalmente, son ubicados en la orilla del río, lo que ha favorecido que los sedimentos los preservaran: muchas de las fosas están apuntaladas con tablones; los esqueletos y las momias naturales están en posición fetal, y presentan ornamentos tales como cinturones, cerámica, puntas de flecha y otros; posteriormente, el cadáver se cubría con una piel.

Inhumacion humana en la zona del Nilo

La cultura material es más bien conocida que en el Bajo Egipto, al menos, parece más rica o, simplemente, las condiciones ambientales han favorecido la conservación: espléndidas piezas de sílex, paletas de esquisto para mezclar colorantes de formas diversas (cuadrangulares, forma de pescado); piezas de hueso y marfil, tejidos y, incluso (al final), algunos objetos de cobre. También están presentes estatuas masculinas, femeninas y figuras de animales. La cerámica es delicada, variada y, en los inicios, suele estar decorada en relieve, formando ondulaciones; posteriormente, surge la cerámica pintada con motivos geométricos, vegetales y animales, hasta la aparición de la figura humana. La agricultura y la ganadería están documentadas y los poblados tienen viviendas de planta cuadrangular, construidos con ramaje y blanda. El badariensià parece enlazarse con el periodo predinástico de Egipto (y entra ya en la historia). De hecho, en el neolítico egipcio, se le denomina periodo predinástico primitivo.

Los trabajos en metal tienen su origen en el antiguo Egipto al final del predinástico primitivo y, a la brevedad, desarrollan la escritura, surgiendo como la gran cultura de la antigüedad. El Magreb se estanca, habitado por pueblos líbico mal conocidos; no es fácil hablar de una edad del bronce al estilo del resto del Mediterráneo; de hecho, son los fenicios quienes, alrededor del año 1000 aC, inducen tales cambios, que sacan esta región de la edad de piedra, definitivamente.

Oriente Próximo

Emplearemos la denominación Oriente Próximo para designar la región del Oriente proximooriente más cercana a Europa. Los límites de esta denominación varían según el sentido en que se emplea el término. En su ámbito más restringido, esta denominación se utiliza para denominar Asia suroccidental: Turquía, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Jordania, Irak, Irán (también se incluyen Arabia Saudita, Kuwait, Bahrein, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen, los cuales no son mencionados en el texto). También se suele incluir Egipto, el cual hemos mencionado (valle del Nilo) en el apartado de África; asimismo, también hemos excluido Chipre, dejándolo para el capítulo europeo. Por otra parte, incluiremos ocasionalmente zonas del Cáucaso.

Desde el punto de vista prehistórico, Oriente Próximo forma lo que se denomina una zona nuclear que irradia continuas innovaciones y cambios, que influyen decisivamente en el desarrollo, no sólo de zonas cercanas, sino de toda Eurasia.

Paleolítico en Oriente Próximo

Paleolítico inferior en el Oriente proximo: la presencia humana en Oriente Próximo se ha podido constatar, como máximo, temprana: el hallazgo en el yacimiento de Dmanisi (Georgia) es una prueba. En este yacimiento, se han encontrado restos de Homo ergaster, en concreto diferentes cráneos de entre 1.850.000 y 1.600.000 años de antigüedad, junto con restos de una cultura material muy tosca (esquirlas, guijarros cortados y núcleos de extracciones desorganizadas), y nos encontramos ante un paleolítico inferior arcaico, anterior al Achelense.

Los primeros bifaces, poco trabajados, aparecen en el sur del lago Tiberíades, a Ubeidiya (Israel), junto con otros restos. En este yacimiento, también se encontraron restos humanos, si bien escasas, de más de un millón de años de antigüedad (el Hombre de Galilea).

Pica paleolitico inferior en oriente proximo

Un Achelense más típico es el que se observa en Banat Yacub (Israel); fecha de más de 800.000 años, o los yacimientos sirios de Lantamne (Achelense medio, de unos 500.000 años) y Gharmachi (Achelense final). El Achelense final es el más abundante: se encuentra tanto en yacimientos costeros (Ras Beyruth, Líbano), como en el interior, en el valle del Jordán, Um Qatafa y Mugharet et-Tabun, que marca la transición al Paleolítico Medio . Esta transición parece estar presente en las industrias líticas llamadas yabrudiensianes (menos presencia de bifaces, más utensilios de esquirlas, mayor importancia del método Levallois …); esta cultura ha sido fechada en Mugharet-el-Zuttiyeh con 150.000 años de antigüedad.

Paleolítico medio en el Oriente proximo: es bastante similar al europeo. La cultura material se encuentra compuesta  primordialmente de utensilios musterienses de esquirlas: la más antigua es la llamada tradición wadi-Mughara, seguida por Mosterín-levalloisiana, la cual se expande hasta el actual Tayikistán. De hecho, se habla de un paleolítico medio Perimediterráneo. El Oriente Próximo presenta cuevas tan emblemáticas como Shanidar (Irak), donde se encuentra la tumba del Hombre de las Flores; Kebara, Amud y Mugharet et-Tabun (Israel), que ofrece una secuencia casi completa del paleolítico medio y son asociadas a inhumaciones neandertales; Teshik-Tash (Uzbekistán), donde se ha identificado la tumba de un niño neandertal (Cráneo de Teshik-Tash), Amrit y Dederiyeh (Siria), Ras Beyruth (Líbano), etc.

A Mugharet et-Tabun (Israel), las industrias líticas más antiguas son las del paleolítico inferior (Achelense final y yabrudiensià), donde se encuentran piezas de tradición wadi-Mughara. En el nivel que se superpone, se encuentran industrias muy modernas, mientras que, en la parte superior, se encuentran industrias musterienses, virtualmente idénticas a las europeas y asociadas a restos neandertales.

Pica paleolitico Medio en oriente proximo

Este hecho hace suponer una circunstancia excepcional en el paleolítico medio del Levante del Mediterráneo oriental. En la zona, también están presentes otros yacimientos más antiguos. El valle del río Jordán parece haber recibido una migración de humanos modernos antes de la desaparición de los neandertales. En cualquier caso, los restos reflejan la aparición de herramientas líticas modernas (similares a las del paleolítico superior europeo), a partir del 56000 aC, mucho antes que en Europa, emparentada con la tradición Levallois, pero claramente aurinyaciana. Estas industrias líticas han sido fechadas en Boker Tachtit (Néguev) en 47.000 y 38.000 años de antigüedad.

Cuando se hace referencia a los restos fosilizados de los seres humanos, en el valle del Jordán es posible encontrar un conjunto de restos que comparten rasgos comunes entre los neandertales clásicos y cromañones o humanos modernos. Estos restos se denominan algunas veces Craneo Neanderthalneandertales progresivos y, otras, primitivos modernos (denominación que empleamos mayoritariamente en este texto). En el conjunto de los restos, cabe destacar las de las cuevas de Skhul, Amud, Qafzeh y Mugharet-el-Zuttiyeh, fechadas en 100.000 y 90.000 años,  aunque algunos autores las hacen más antiguas (tomando en cuenta que la sepultura neandertal de Kebara tiene 60.000 años como mínimo). A diferencia de los neandertales clásicos, estos primitivos modernos no se extinguen y se enlazan, sin solución de continuidad, con los humanos modernos, tanto en el aspecto físico como cultural. A grandes rasgos, los primitivos modernos se diferencian de los neandertales clásicos porque tienen el rostro mucho más pequeño y prominente, sin espacio retromolar en el maxilar, y la frente alta (la capacidad craneal es similar, la estructura de la cabeza: esplancnocrani / neurocráneo, es muy diferente).

Hay dudas sobre si estos primitivos modernos de Oriente Próximo son la punta de lanza en su camino hacia Europa (tal como se ha indicado anteriormente, algunos autores afirman que estos seres humanos modernos llegaron a Oriente Próximo antes de que los neandertales). Ambas especies estaban en expansión, una venía de Europa occidental mientras que la otra, de África, y se encontraron aquí. Los restos encontrados tienen la semejanza de un híbrido, resultado de relaciones físicas y / o culturales entre estas especies. Posiblemente, convivieron durante miles de años.

Paleolítico superior en el Oriente proximo: hasta finales siglo XX, el conocimiento del paleolítico superior del Mediterráneo oriental se fundamentaba principalmente en los trabajos de Neuville y Dorothy Garrod, realizados en cuevas y abrigos rocosos de Galilea, Monte Carmelo y la zona de Judea. La clasificación de Neuville (1934) admitía un único linaje evolutivo dividido en diferentes fases.

Estudios más recientes tienden a referirse a dos corrientes culturales diferenciados y paralelos; entre otros motivos, por la tecnología lítica encontrada, y se ha revisado, al mismo tiempo, la cronología:

Cultura emirenciana (transición entre el Paleolítico Medio y el Paleolítico superior). Sucedió entre el 44000 aC y el 36000 aC.

Ahmas: cultura fechada entre 36000 aC y 22000 aC. Aparentemente, deriva del emirencià y es posible que fuera precursora de un Kéba temprano (o Kéba laminar). El fósil director es la punta de base retocada o punta de El-Wad.

Herramientas paleolitico superior Oriente proximo

Auriñaciense levantino: fechado entre el 32000 aC y el 18000 aC, se suele dividir en tres fases (Antel inferior, Antel superior y Atlit). Probablemente, deriva del auriñaciense europeo oriental (Bacho Kiro, Bulgaria). Cultura rica en productos carenados.

En el cambio entre el Paleolítico superior y el Epipaleolítico, ocurre una importante modificación del paradigma. Las herramientas líticas más antiguas se obtienen en procesos operativos especializados, con el objetivo de obtener microlitos laminares. Por otra parte, En las etapas iniciales del Epipaleolítico el método no tuvo como fin último conseguir hojitas, sino hojas para microlitos geométricos; aparece la técnica del micro burí y las primeras puntas de flecha con retoques planos que las cubren (que apuntan que, en el mesolítico, surge la invención del arco).

Mesolítico en Oriente Próximo

La edad media de piedra se inició en torno a los 15.000 años en Mesopotamia y Egipto,Inhumacion humana en la zona de Israel al finalizar la última glaciación. El cambio climático provocó en la zona una desertización progresiva del entorno, y afectó las costumbres de los pobladores, aunque también es probable que no fuera únicamente este cambio climático lo que estimuló elprogreso del ser humano. Inicialmente, la caza y la recolección continuaron siendo primordiales; el hecho de que las áreas productivas fueran contrayendo alrededor de ríos y lagos propició un cambio de costumbres. En esta zona, crecía espontáneamente el trigo y la avena, y abundaron los rebaños de ovejas, cabras y toros salvajes. El nomadismo se transformó, forzosamente, en semi sedentarismo, la caza se convirtió en simbiosis (los humanos cazaban sus piezas a la vez que las protegían de otros competidores), y la recolección se organizó mejor. Esta fase es denominada, en Oriente Próximo, Kéba. En este periodo, apareció el arco y las flechas.

Posteriormente, la recolección adquiere mayor importancia, y surgió la cultura más significativa del Mesolítico medio-oriental, el Natufiense: localizada en las cercanías de Wadi-en-Natufiense (un uadi en territorio palestino), caracterizada por el sedentarismo (hay pequeños poblados con casas circulares), la recolección sistemática de cereales, asociada a microlitos de tipo dientes de hoz, junto con morteros, piedras de moler, etc. En el Natufiense, aumenta la economía de gestos, pero, aparentemente, la técnica lítica se degrada (se emplea casi cualquier tipo de piedra para crear utensilios). No obstante, este evento podría entenderse como una flexibilización de la economía imperante, debido a que los productos conseguidos son menos especializados, y pueden ser empleados para múltiples propósitos, o por haberse elaborado in situ, para una necesidad puntual.

Neolítico en Oriente Próximo

Hace poco más de 10.000 años, estallaron una serie de innovaciones en la zona de Oriente Próximo que fueron tan notables que dieron lugar a lo que se ha llamado la revolución del neolítico. Más concretamente, en el territorio llamado Creciente Fértil, que comprende: Mesopotamia (actualmente, Irak) y Canaán (actualmente, Israel y Palestina), y que también incluye el valle del Nilo (Egipto), Líbano, el norte de Siria y el sur -este de Anatolia (Turquía).

Los pobladores de Oriente Próximo fueron los primeros en domesticar animales (ganadería), así como cultivar plantas (agricultura). La evidencia más antigua de trabajos agrícolas se ha encontrado en el yacimiento de Tell Abu Hureyra (Siria), hace 11.000 años; mientras que, en el yacimiento de Zawi Chemi Shanidar (Irak), se han localizado los restos de los primeros animales domésticos, hace borde 10.500 años.

Desde el Creciente Fértil, el neolítico se expandió por Asia (hacia la India y China), África (en especial en Egipto) y por Europa a través del Mediterráneo; y afectó todas las regiones habitadas.

Caracteristicas mas importantes del Neolitico en el Oriente proximo
  • Se inventan nuevos utensilios: muy variados, pero fundamentalmente, se originó la cerámica y el tejido.
  • La cerámica aparece bastante avanzado el neolítico, tras el periodo llamado precerámico. Los primeros restos cerámicas conocidas datan del 6750 aC y fueron encontrados en el yacimiento de Kalat Jarmo (Kurdistán), así como los encuentros en Tepe Guram y Tepe Serdam (Irak), fechadas en el 6.500 aC.
  • Al convertirse en agricultores, los grupos humanos se asientan, y dan lugar a los primeros poblados estables: sedentarismo. El poblado Protoneolítico de Jericó ha fechado por el método 14C al 9551 a.C. Otros ejemplos los encontramos en Eynan (Israel), Zawi Chemi Shanidar (Irak) y Tepe Asiab (Irán).
  • La agricultura y la ganadería supusieron un aumento productivo que la cerámica permitió almacenar. Por primera vez, sobraban alimentos y otros productos, y esto dio lugar a los denominados excedentes.
  • Estos excedentes favorecieron un gran aumento demográfico; se estima que la población se multiplica por diez (y pasa de 10 millones a 100 millones de humanos).
  • El sedentarismo y el crecimiento demográfico propiciaron el nacimiento de auténticas ciudades: Jericó (Cisjordania) ostenta el honor de ser considerada la primera ciudad del mundo (con unos 2.000 habitantes el 8000 aC); asimismo, se pueden citar otros como Catal Hóyük y Hacilar (Anatolia), Kalat Jarmo (Kurdistán), Hassuna y Samarra en Irak, Ras Shamra y Tell Halaf (Siria), etc.
  • Se inició la división del trabajo: agricultores, ganaderos, artesanos. Los que disponían de excedentes empezaron a intercambiarlos con otros para suplir sus necesidades: nace el comercio (trueque).
  • Estos intercambios no serán sólo locales, habrá de regionales, y germinarán, de este modo, las primeras rutas comerciales. El mejor ejemplo del en encuentran en los yacimientos de Al Beidha (Jordania) y Ba’ja, donde se ha excavado un auténtico bazar fechado el VII milenio aC.
  • Todos estos cambios originaron diferencias sociales (ricos y pobres); también aparecen las primeras autoridades: gobernantes y sacerdotes.

el Próximo Oriente, no tiene sentido hablar de la edad de los metales como de una etapa prehistórica, porque, exceptuando unas primeras fases en que se utilizó el cobre sin fundir, el gran desarrollo de la metalurgia coincide con el aparición de documentos escritos y el nacimiento de las grandes civilizaciones, y se entra, por tanto, en la época histórica estrictamente hablando.

América

En América, la edad de piedra aparece más tardíamente que en el resto, y presenta su propia idiosincrasia. La teoría actualmente más aceptada nos presenta que el poblamiento humano de América se produjo desde Siberia mediante el estrecho de Bering durante la edad de hielo. Si bien este hecho es comúnmente aceptado, no es así en relación con el momento en que se produjo esta migración. La glaciación de Würm provocó un descenso del nivel marino que, unido a la existencia de placas de hielo, proporcionó un paso transitable sobre el estrecho de Bering entre ambos continentes, denominado puente de Beringia. No siempre era posible atravesarlo; se ha estimado que, al menos, los humanos lo pudieron pasar en dos ocasiones en que hubo una ruta libre sobre el hielo: la primera duró unos 4.000 años y la segunda hace unos 15.000 años; posteriormente, el puente desapareció y la migración no pudo devolver. Este paso se originó hace unos 50.000 años. Teniendo en cuenta estos datos, han surgido dos teorías sobre cuándo se produjo la población del ser humano en el continente americano.

Teorias del poblamiento de los humanos en America

Existen multiples teorias de como llegaron los primeros pobladores a america, entre ellas encontramos:

Teoría del poblamiento temprano: asegura que el ser humano llegó a América hace unos 50.000 años.

Teoría del poblamiento tardío: asegura que el ser humano llegó a América hace unos 15.000 años.

La teoría del poblamiento tardío es la más clásica y presenta más pruebas. Con todo, ninguna de las dos teorías entra en contradicción con la otra, y es posible que hubiera dos migraciones procedentes de Asia.

La población humana de América vivió básicamente aislada del resto de la humanidad durante unos 40.000 años. Estos grupos humanos tuvieron que adaptarse a ocho tipos de climatología diferente; esto originó una diversificación en más de 300 tribus, más de 2.000 lenguas diferentes, y se desarrollaron, por lo menos, una docena de civilizaciones excepcionales.

Dados todos estos, no es posible aplicar la misma periodización que se emplea en el Viejo mundo en el continente americano.

Periodos de la poblacion humana en America

Norteamérica y Mesoamérica

En 1958, los arqueólogos Gordon Willey y Philip Phillips propusieron las siguientes etapas para Puntas MexicoNorteamérica y Mesoamérica:

Periodo lítico (equivalente al paleolítico superior del Viejo Mundo): comprende desde la llegada de los primeros americanos hasta, aproximadamente, 10.000 o 12.000 años (según el paradigma teórico defendido). En este periodo se distinguen dos fases:

Una fase inicial de cazadores-recolectores indiferenciados, con muy pocos restos, que se caracteriza por una industria lítica similar a la del Viejo Continente (cantos tallados, bifaces …) y sin puntas de lanza; los ejemplos de más antigüedad, los encuentran en yacimientos de Estados Unidos: Topper, Lewisville y American Falls, y en México El Cedral y Tlapacoya.

La segunda fase, de cazadores avanzados, es de hace 13.000 años; surgen las culturas con raspador, hojas de sílex, buriles, y elaboradas puntas de lanza. A Norteamérica, destacan las culturas Clovis, Folsom y El Plano (Nuevo México). Estas culturas corresponden a pueblos eminentemente cazadores; el tamaño de las puntas, que va disminuyendo con el tiempo, indican que, al principio, cazaban grandes presas pero, a medida que esta paleofauna se va extinguiendo, los grupos de cazadores se van adaptando a una fauna de un tamaño más reducido.

Periodo arcaico (equivalente, pero no exactamente igual, al Mesolítico del Viejo mundo). Es un período complejo, donde se produce la transición hacia la agricultura del maíz. Esta fase se expande por casi toda Norteamérica y Mesoamérica (donde, a veces, se emplea el término premexicà), como motor esencial de la evolución posterior. Al norte, en zonas circumpolares, sobreviven pueblos cazadores recolectores bajo la denominación Arctic tradition; mientras que las grandes praderas del centro suelen incluirse en la denominación cultura Cochise (con sus tres fases: Sulphur Springs, Chiricahua y San Pedro; del 5000 aC al 200 aC). La caza sigue siendo fundamental y se documenta la invención del arco hacia el año 1000 aC.

Periodo formativo (equivalente al neolítico): destaca por novedades como la agricultura, la ganadería, la cerámica … Entre el 5000 aC y el 1000 aC, aparecen los poblados estables, gobernados por una poderosa casta sacerdotal. La cerámica más antigua del continente data del año 3500 aC, aproximadamente. Los olmecas fueron la cultura más evolucionada de este periodo. Es, por tanto, el último período de la prehistoria en esta zona de América, ya que, a partir de este tiempo, empiezan a aparecer documentos escritos; dado que las fases posteriores se incluyen dentro del denominado período clásico de las culturas precolombinas, a menudo se ha llamado a este período preclásico.




Mira este video sobre los Ollmecas

Las culturas de Oasisamérica: antes del 3000 aC, diferentes pueblos mesoamericanos, con economías basadas en el maíz, el frijol (frijol) y la calabaza, emigraron hacia el centro-sur del oeste americano, y constituyeron un rico núcleo cultural que dará lugar a la cultura Basket makers (cesteros), lo derivará hacia las culturas de los Anasazi y similares, Hohokam y Paquimé, las que, actualmente, se conocen como los indios Pueblo.

Los constructores de montículos de Norteamérica: A lasEsculturas primitivas boscosas tierras orientales de Norteamérica (Ohio) aparecen, por estas fechas, los primeros constructores de túmulos: la cultura Adena (1000 aC-200 aC), el monumento más conocido de los cuales es el túmulo de la Serpiente (Cincinnati). Posteriormente a la cultura Adena, aparecen diferentes culturas tumulares en una amplia zona centro-este de Estados Unidos (Mississippi-Missouri-Ohio), y destaca la cultura Hopewell (200 aC-500 dC), y los constructores de montículos del Misisipi ( 900-1500 dC), que crearon numerosas ciudades-estado, como la de Cahokia.

Los olmecas fueron la cultura más avanzada en su periodo; aparecieron poco antes del 1500 aC, y desaparecieron apenas antes de que dé inicio nuestra era. Los olmecas practicaban la agricultura, conocían la cerámica, eran sedentarios y contaban con una organización muy avanzada, con claras diferencias sociales. Sus restos se extienden por todo Mesoamérica. Con todo, en su mayoría, no desarrollaron la vida urbana, a pesar de tener grandes santuarios religiosos como los de San Lorenzo o La Venta, y un tipo de escultura monumental muy característica: las cabezas gigantes. No tenemos datos de si crearon un imperio, no hay pruebas de la existencia de un ejército, ni de batallas. Los pocos centros urbanos que se conocen estaban protegidos por murallas y situados en lugares de fácil defensa. Los olmecas legaron a sus sucesores el calendario solar, y un conjunto de símbolos que pueden considerarse ya una escritura arcaica.

Periodo maya preclásico: existe una estrecha relación entre los olmecas y el nacimiento de la civilización Maya. Los períodos iniciales de esta cultura (dos últimos milenios anteriores a nuestra era) aún pueden ser considerados como prehistóricos. Aparecen enormes construcciones urbanas, como enormes monumentos sobre pirámides, grandes plataformas hechas de distintas piedras, adicionalmente que existían grandes distinciones sociales y un mercado externo muy intenso. Aparecen importantes innovaciones en el trabajo de la obsidiana y el jade, así como de la cerámica (por ejemplo, la cerámica pintada).

Sudamérica

A la hora de hablar de las primeras civilizaciones sudamericanas, hay dos puntos de vista divergentes en torno al origen de las grandes culturas andinas; por un lado, se dice que la cuenca del Amazonas constituyó un núcleo aislado e independiente de las costas del Pacífico y que estas culturas andinas se desarrollaron autónomamente. En contra, se han descubierto intensas relaciones comerciales y movimientos migratorios de gran amplitud entre la Amazonía y los Andes, lo que lleva a algunos historiadores a pensar que los iniciadores de las poderosas civilizaciones andinas pertenecían a pueblos amazónicos cultivadores de mandioca y batata, al igual que pescadores fluviales que vivían en la Puna y los valles. Por otra parte, En Sudamérica es mas complejo hablar acerca de la periodización; bastante a menudo se puede oír hablar de un gran periodo precerámico (20000 aC-2000 aC), que vincula y contiene al periodo lítico, o paleoindio, y el periodo arcaico. Pero la disparidad de denominaciones es muy grande, por lo que se simplificará

El paleoindio suele ser el término más aceptado, en detrimento de periodo lítico, pero parece responder a la misma dinámica: una primera fase de industrias poco conocidas y más rudimentarias; y una segunda fase, el fósil director, a la que pertenecen las puntas de proyectil (puntas de lanza foliáceas magistralmente trabajadas).

    • La primera fase (periodo protolítico): con yacimientos de antigüedad fuerza discutida -como Pedra Furada (Brasil), que ronda los 50.000 años y Monte Verde II (Chile), con unos 33.000 años-. Sin embargo, está bastante bien documentada en cuevas más recientes, como las de Taima-Taima en Venezuela, Garzón a Colombia, Pikimachay al Perú. En esta última, se han documentado restos humanos de más de 17.000 años, y perduran hasta cerca de 14.000 años de antigüedad. La cueva de El Guitarrero (Perú), excavada por el estadounidense Thomas Lynch (de la Universidad de Cornell) en los añs 70, completa con su estratigrafía todas las etapas de ocupación de esta fase.
    • La segunda etapa, caracterizada por la aparición de los cazadores avanzados, parece coincidir con una expansión de los humanos hacia el sur. Las puntas de lanza para la caza de grandes presas en Sudamérica suelen ser del tipo Cola de pescado, y mantienen muchas semejanzas con las puntas tipo Clovis estadounidenses. Estas puntas no aparecen en la gruta de Ghachi, cerca de San Pedro de Atacama (Chile), del 13000 aC; pero ya están presentes en las diferentes fases del periodo Lauricocha (Perú), de 12.000 años de antigüedad. Más al sur, hasta Chile, se han encontrado restos de viviendas y artefactos de unos 12.500 años de antigüedad (Monte Verde I, cerca de Puerto Montt). También destacan Jobo, en Venezuela, y El Inga, en Ecuador. Desde Chile, parece que se originó la ocupación de la Provincia de Santa Cruz (Argentina), con restos que se remontan al 11000 aC, y se llegó, finalmente, a la Tierra del Fuego junto al 7000 aC. (Cueva Fell, Chile).

El período precerámico: hace aproximadamente unos 7.000 años daban inicio las actividades agrícolas, ganaderas y se conocen los primeros poblados, muchos de los cuales son transformados en centros religiosos de peregrinación, y destaca la ciudad de El Caral (Perú), del 2600 aC . En este periodo, se completa la colonización humana de Sudamérica. Cabe destacar el hecho de que la agricultura americana cultiva una gran variedad de especies, muy superior en número a las cultivadas en el Viejo Mundo, alguna de las cuales son bastante complicadas de cultivar y nos dan muestra del alto grado de adaptación y destreza desarrollada por estos pobladores. Ademas del maíz, también se cultivó , torta, qué, quinoa, mandioca, tomate, papa, tabaco, batata, fríjol, cacao, algodón y una enorme variedad de especias. Tan sólo dos importantes carencias provocaron el estancamiento agrícola de América respecto al Viejo Mundo: la falta del arado y la rueda. La ganadería, por otra parte, se aplicó a muy pocas especies: el perro, el pavo real, el cobaya y, como animales de carga, los camélidos (la llama, la alpaca, la vicuña y el guanaco ), animales exclusivos de Sudamérica, cuya potencia no es suficiente para trabajar con arados.

El periodo agroterrissaire y metalúrgico: las culturas de Sudamérica presentan ricos ejemplos del período cerámico o agroalfarer:

Los txibtxes, los más antiguos pobladores de las actuales Panamá y Colombia, con más deEsculturas sudamerica 5.000 años de antigüedad y una persistencia cultural notable, hasta el punto que los colonizadores españoles los llegaron a conocer. Fueron grandes constructores y agricultores, pero especialmente fueron grandes artesanos del oro. Más al sur, encontramos la cultura de Norte Chico, en Perú (3000-2000 aC), precedente directo de la cultura Chavín, coetánea a los olmecas. La cultura Chavín es el máximo referente preincaico de Sudamérica, y se desarrolló entre el 900 aC y el 300 dC. El centro de esta cultura, lo encontramos en el santuario andino de Chavín de Huántar, y llegó a dominar todo el territorio peruano. Fueron grandes constructores, con una compleja sociedad, eficaz administración de comercio activo y una alta tecnología agrícola y cerámica. La cultura creada por los Chavín fue reemplazada aproximadamente en el año 300 dC por la cultura mochica o Moche, que se destaco por sus grandes regadíos y las huaca, junto a las pirámides escalonadas construidas en adobe. Hacia el año 700 dC, aparece el primer estado andino: el Imperio wari, que fue sustituido por el Chimú, cuya capital fue Chanchán, una inmensa ciudadela de adobe y tapial en Perú. Los chimú fueron conquistados por los incas hacia el 1470.

Como último ejemplo, citaremos los Constructores de Cerritos (Uruguay), los cuales, hace unos 4.800 años de antigüedad, crearon una cultura menos espectacular, pero interesante. Con pueblos circulares, con una plaza central rodeada de cabañas, las cuales eran situadas sobre montículos (cerritos). Tras el círculo de cabañas, hacían montículos de desechos (al estilo de las aldeas circulares amazónicos). Se cree que estos pueblos armaban grandes conglomerados, que podían llegar a considerarse como auténticas ciudades.

Edad de piedra Europa

La edad de piedra Europea por lo general es dividida en tres etapas propuestas por John Lubbock en 1865:

Paleolítico en Europa

Paleolítico, o edad antigua de la piedra: es el periodo más antiguo y largo de la historia europea. Se inició hace aproximadamente un millón de años con la llegada de los primeros homínidos (ya fueran Homo ergaster o bien Homo antecesor). Durante el paleolítico europeo, se suceden otros tipos de homínidos: Homo heidelbergensis, Homo neanderthalensis y Homo sapiens sapiens. Este último, mediante una migración, provocó la extinción de los neandertales (hace unos 50.000 años).

En forma paralela a la evolución humana, ocurre también un cambio cultural: durante el paleolítico inferior, la cultura predominante en Europa es la cultura achelense; mientras que, en el paleolítico medio, lo fue la cultura Musteriense (propia del hombre de Neandertal) y posteriormente la cultura Châtelperron.

Con la llegada del hombre moderno, se suceden una serie de culturas como el Auriñaciense, Gravetiense, Solutrense y Magdaleniense.

Otras variables relevantes para entender el paleolítico son las oscilaciones climáticas a la que estuvo sometido, las glaciaciones, el predominio de la economía cazadora recolectora y el surgimiento del arte paleolítico.

Epipaleolítico / Mesolítico en Europa

Epipaleolítico / Mesolítico, o edad media de la piedra: hace referencia al periodo comprendido entre la retirada de la glaciación de Würm, considerada la última fase glacial, hace unos 12.000 años, hasta la entrada del neolítico, hace unos 5.000 años. Actualmente, se diferencia entre Epipaleolítico (donde las culturas mantienen un estilo de vida propio del paleolítico, sin cambios sustanciales, como por ejemplo el Azil), del mesolítico (donde las culturas muestran una tendencia a evolucionar hacia el sedentarismo y otros rasgos propios del neolítico, como el tardenoisià).

Neolítico en Europa

El neolítico o edad moderna de la piedra llegó a Europa Dolmenprocedente de Oriente Próximo y se introdujo por el litoral mediterráneo durante el sexto milenio aC. Se intuye la existencia de una etapa del neolítico precerámico, particularmente ganadera. La primera gran civilización mediterránea plenamente neolítica es la denominada cerámica cardial, restos se encuentran en una serie de cerámicas decoradas con impresiones de conchas de berberechos, que aparecen tanto en la costa africana como la europea, de Dalmacia a la península Ibérica.

Durante el quinto milenio aC, esta civilización es sustituida por otra originada en el Danubio, llamada de cerámica de bandas, que se extendió por el Rin hasta la costa atlántica.

En la entrada de un nuevo milenio se produce un cambio fundamental: alrededor del 4000 aC, aparece en el sur de Portugal la civilización de los constructores de megalitos. Esta civilización se encuentra por encima de los límites temporales de la edad de piedra, ya que continua durante el Calcolítico (en una etapa denominada neoeneolítico). Desde Portugal y otros puntos de la costa atlántica, el fenómeno megalítico llega a toda la Europa occidental, y evoluciona hasta las inmediaciones del 2.500 aC. Los constructores de megalitos vivían en poblados fortificados.

Megalitos