Bloque errático

Un bloque errático es un fragmento de roca que difiere por el tipo mineralógico del suelo nativo de la zona a la que se apoya. Se destacan sobre todo al paisaje en llanuras donde, para el resto, no hay mucha roca.

El Big Rock también llamado Okotoks errático en Canadá. Es el bloque errático conocido más largo del mundo. Pesa 15.000 toneladas y hace 41 m de largo, 18 m de anchura y 9 m de altura

 bloque errático

Origenes del Bloque errático

Su nombre proviene del mismo verbo latino que el catalán errar. Antiguamente; estas piedras fascinaron el hombre y las hipótesis más fantasiosas van formularse. En la actualidad, los geólogos recuerdan sobre su origen glaciar. Los glaciares las transportaban a menudo a distancias de cientos de kilómetros en todas las regiones congeladas en las edades de hielo. Pueden variar en tamaño desde guijarros hasta piedras que pesan decenas de toneladas.

Los bloques forman una fuente de información para la historia geomorfológica de la tierra: indican una probable trayectoria del glaciar prehistórica desde la roca madre y permiten así establecer la ruta del flujo del hielo de los glaciares montañosas como los Alpes y en el Pirineo.

Bloques caídos en icebergs fundidos en el océano pueden usarse para rastrear los movimientos de los glaciares en las regiones la Antártida y el Ártico. Estos pueden correlacionarse con la temperatura y los niveles del océano para calibrar los modelos climáticos del mundo.

Usos y funciones de los bloques erraticos

En la prehistoria se utilizaron para construir túmulos y monumentos funerarios. Más tarde servían de hitos o de indicador de camino. Bloques remarcables a veces jugaron un papel en la mitología y los cuentos de hadas locales. Cuando eran largos, funcionaron de pequeña cantera local para extraer material de construcción.

A veces se integraron a edificios o ser esculpidos en el lugar de encuentro para hacer monumentos. Para la agricultura causan problemas como que son escondidos en el suelo de marga muy fértil y dañan el arado u otras máquinas. Para la construcción, al ser obstáculos no muy previsibles pueden engendrar un coste suplementario y ralentizar la obra.

En los ríos y arroyos que siguen el antiguo cauce de un glaciar; forman un micro biotopo importante en crear un refugio de la corriente rápido para especies jóvenes. En rectificar y canalizar muchos arroyos en el siglo XX los bloques se debieron mover.

Esto tuvo un efecto desastroso para la biodiversidad y; además; aceleró la erosión causada por el agua. El hombre, entonces; a veces va paliar esta erosión introduciendo una caja de hormigón que a su vez mató el resto de la vida en el río. Actualmente, hay muchos proyectos para renaturalizar los ríos y devolver los bloques en el lugar que nunca debieron dejar.

 

Deja un comentario